Sonido ok rio ok

En un lugar cualquiera de la Comarca accitana brota vida. En un lugar cualquiera olvidado en el tiempo y en el recuerdo se abre paso la belleza. Esa belleza de las cosas sencillas y frágiles que bailan entre escombros y basura. Surge vida. El murmullo de un arroyuelo plácido dulcifica la armónica canción de los pájaros silvestres en una alameda. De aquí o de allí. Más próxima o más lejana de la Comarca. Rodeada del cacofónico ruido de motor, la naturaleza se abre paso. El pálpito de la Madre Tierra se acompasa en el despertar de sus criaturas. El ser humano puede o no estar presente. ¿Qué más le da? Sólo es una mota existencial en un tiempo infinito. Polvo es y en polvo se convertirá. Volverá a ser partícula minúscula de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =