“Yo no soy Maestro aunque me gusta que me llamen así. Maestro es el cuadro; la obra de arte que es la que nos tiene que enseñar…”. Palabras sencillas, modestas que hablan de la persona, del artista. Porque no. David Zaafra no es solo un Maestro. Es amigo, es bondad, es generosidad, es…arte. Las emociones se retratan en sus cuadros porque el mismo es pura sensibilidad.

Hace unos días se clausuraba la Exposición de pintura de discípulos del Maestro. Y él, David Zaafra cerraba la exposición con unas palabras que reflejan la sencillez de un gran artista y la modestia de una gran persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =