Por Encarni Pérez

Si. Hasta pronto. Porque este adiós no es para siempre. Es un hasta pronto. Porque aquí en Guadix deja una parte de su corazón. Puede irse lejos, muy lejos…o volar muy alto pero es innegable que Guadix siempre será parte de su hogar. En él falleció aquella que le dio el ser. Y esto pasen los años que pasen, se distancie los kilómetros que se distancie…nunca lo podrá olvidar.

 

Por primera vez también en Guadix se inicio en sus tareas de Obispo. Uno unido a lo otro deja huella. Y Monseñor es un hombre que sabe llevar en su corazón el silencio de las emociones. También él sabe despertar las emociones en aquellos que le conocemos. Uno de nuestros obispos más joven ha sabido granjearse la simpatía y el cariño de los accitanos. De los jóvenes, de los mayores, de los que creen o no…el respeto se lo ha sabido ganar. A pulso. La cercanía y el saber estar han sido su seña de identidad. “Habla como nosotros” le dijo una abuela en una ocasión acercándose a él. Y es que para las personas mayores un obispo es un obispo. ¡Cuidado con el respeto y el boato debido!. Pero Monseñor Ginés García Beltrán es un hombre de “a pie”, cercano en el “tu a tu” y en el afecto demostrado a los accitanos. Hombre de letras y humanista que sabe que el respeto se gana día a día, hora a hora, segundo a segundo y a él esa familiaridad constante con la gente de Guadix y Comarca no es impostadamente fingida  sino natural, humilde y entusiasta. Si. Un hombre que “cae bien” a cualquiera. Y se va…Se veía venir. Un hombre de su valía estaba llamado a “alzar el vuelo” . Se aleja en la distancia de Guadix pero no en el corazón. Me consta.

 

Y si conquistado ha a los accitanos, un gran reto se le plantea allá a donde va. Getafe. Muuuuchas más personas la habitan. Quizás menos siguen los pasos de la Iglesia. Pero Monseñor no se arredra ni se plantea retos ni acciones. Primero ver, conocer, comprender y luego…hacer. Ya se verá. Poco a poco el Señor iluminará sus pasos y él responderá a su llamada ¡Padre, hágase tu voluntad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =