Los principales datos y claves relativos a la actividad de Cruz Roja Española en Andalucía han sido presentados esta mañana, en la sede autonómica de la Institución, por su Presidenta en la Comunidad, María del Mar Pageo, que han sido extraídos de la Memoria Anual correspondiente a 2017. Esta ilustra cada año la intensa labor de una Organizaciónquetrabaja para estar cerca de las personas que necesitan de su atencióny que ayuda a dimensionar el esfuerzo de quienes la hacen posible.

En 2017, Cruz Roja Española en Andalucía contó con cerca de 28.000 personas voluntarias y más de 1.000 personas colaboradoras del ámbito comunitario, que desarrollaron más de 620.000 horas de acción voluntaria en los proyectos de intervención, además delas que pasaron formándose, preparándose para la actividad o en tareas de organización, gestión y dirección. Gracias a su compromiso, al trabajo continuado de los 2.948 miembros de su personal técnico yal apoyo de sus2.191 empresas y 145.898 personas socias, Cruz Roja Española en Andalucía consiguió llegar a través de sus proyectos y programas a más de 718.000 personas en 2017.

En cuanto al importe y origen de los ingresos de Cruz Roja Española en Andalucía, Pageo ha comentado que dos terceras partes provienen de donaciones y subvenciones, tanto de administraciones locales, provinciales, autonómicas como nacionales y europeas. Pero la Institución también trabaja cada año para garantizar la financiación propia, a través de sorteos, prestaciones de servicios, cuotas de empresas y personas socias, etc.La confianza ciudadana en la Institución es fruto, precisamente, de la credibilidad y confianza en el trabajo de la casa, basada en el hecho de que cada euro que entra en Cruz Roja es sometido a Auditorías Internas y Externas, tanto económicas como de calidad o actividad.Por cada 100 euros que recibe la Institución, 65,17 son destinados a Inclusión Social;13,38 a Empleo para colectivos vulnerables; 9,22 a Salud, Socorros y Emergencias; 3,53 a Formación; 3,31 a Voluntariado y Desarrollo de la Red Territorial; y 2,04 a Cruz Roja Juventud.

Plan de Intervención Social

La misión del Plan de Intervención Social de Cruz Roja Española en Andalucía es mantener la autonomía de las personas y colectivos en condiciones dignas, el desarrollo de un itinerario de inclusión con compromisos de participación por parte de los mismos y la mejora de sus condiciones de vida. Personas en situación de extrema vulnerabilidad, mayores, mujeres e infancia en dificultad social, personas inmigrantes y refugiadas, afectadas por VIH, con problemas de adicciones o población reclusa forman el núcleo de sus actuaciones en esta área. En 2017, el total de beneficiarios de intervención social de la Organización fue de 371.584 personas y se realizaron 640 intervenciones de sensibilización.

Se produjeron además 226.684 entregas relacionadas con la crisis, entre ayudas de primera necesidad, para combatir la pobreza energética, para la escolarización, sanitarias, o para cobertura de necesidades especiales, tales como transporte, ocio o menaje, entre otras. Y, con el objetivo de mejorar su calidad de vida, 144.275 personas en situación de Extrema Vulnerabilidad fueron atendidas en 2017 en iniciativas de diversa índole, con un incremento de más de 40.000 con respecto al año anterior.

Con proyectos dirigidos a Mujeres en Dificultad Social, se atendió a 6.603 mujeres, destacando el Servicio Telefónico de Atención y Protección (ATENPRO), gracias al cual 4.111 víctimas de violencia de género recibieron una atención profesional inmediata las 24 horas del día, los 365 días del año.

Situando al menor en el foco de su intervención, atendiendo los aspectos primordiales para su desarrollo y la plena igualdad de derechos, Cruz Roja Española en Andalucía contó con la participación de 4.607 niños y niñas menores de edad en distintas actuaciones dirigidas a la atención de la Infancia en Dificultad.

Personas Mayores

El Programa de Personas Mayores es uno de los que cuenta con mayor implantación local en Andalucía, desarrollándose en la totalidad de Asambleas Locales de Cruz Roja, y ofreciendo cobertura en más de 278 localidades, siempre con el objetivo de mejorar su calidad de vida durante el proceso de envejecimiento. De esta manera, y de forma prioritaria, se intenta favorecer que puedan seguir desarrollando su vida de forma autónoma, en su entorno habitual y en el domicilio. En los dos últimos años, se ha triplicado el número de personas mayores atendidas en este Programa, a través de los 12 proyectos que lo conforman, destacando el de Ayuda a Domicilio Complementaria y Atención a Personas en Proceso de Envejecimiento.

En total se realizaron 657.352 intervenciones, lo que supone un incremento del 40% respecto al año anterior y una media de 15 intervenciones con cada persona atendida. Como novedad en 2017, se incorporó una línea de trabajo dirigida a mejorar la protección de las personas mayores ante posibles casos de maltrato, así como de fomento del buen trato.

Personas inmigrantes y refugiadas

Los últimos años han estado marcados por un incremento de los movimientos migratorios, generados por conflictos bélicos, por la pobreza y por las escasas oportunidades que hay en los países de origen. Cada vez es mayor el número de personas que cruzan fronteras tratando de mejorar su calidad de vida.

La intervención realizada por Cruz Roja Española en Andalucía es integral, cubriendo todo el camino de la persona inmigrante con el fin de conseguir su integración o los objetivos que se plantee dentro del proceso migratorio, interviniendo, en muchas ocasiones, desde la entrada por las costas andaluzas.

Por otro lado, en 2017 las solicitudes de protección internacional alcanzaron una cifra histórica en España, llegando a duplicar los datos del año anterior. Aunque Siria sigue siendo uno de los principales países de procedencia, las personas llegadas desde Venezuela ocupan el primer lugar en el número de solicitudes en España, a causa de la situación política y socioeconómica del país.

En total, la Institución atendió a 38.041 personas, entre inmigrantes y refugiadas, durante el pasado año, cifra que posiciona a Cruz Roja Española en Andalucía como la territorial con mayor volumen y experiencia en el ámbito de la atención a la población migrante.

A esto se suma que Andalucía sigue siendo una región de origen, tránsito y destino para las víctimas de Trata de Seres Humanos, una grave violación de los derechos fundamentales que afecta, principalmente, a mujeres, niños y niñas. Ante esta realidad, Cruz Roja también lleva a cabo intervenciones en este campo, 115 en total en 2017.

Empleo para colectivos vulnerables

Las iniciativas de inserción laboral de Cruz Roja Española beneficiaron a un 6% más de personas en Andalucía a lo largo de 2017 con respecto al año anterior, el 58% de las cuales fueron mujeres. Con cada persona con la que se intervino se desarrollaron acciones de orientación, información, capacitación a través de la formación y preparación para dar respuesta a las necesidades de las empresas.

También fue un año intenso en el trabajo destinado a generar nuevas oportunidades en los jóvenes, un grupo de población muy castigado por el desempleo y con altas tasas de paro. Destacó, por ejemplo, la intervención con jóvenes de garantía juvenil, que no estudian ni trabajan, a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil.

Fue significativo, además, el incremento del número de personas insertadas en 2017, cerca de un 18% más en relación con 2016, gracias a las acciones realizadas desde los diferentes proyectos del Plan de Empleo y a la cooperación empresarial. Esto significa que más personas tuvieron la posibilidad de generar sus propios ingresos, de recuperar la esperanza, de adquirir nuevos aprendizajes y competencias y de alejarse del riesgo de la exclusión. Las inserciones fueron fruto del llamado Reto Social Empresarial, al que se unieron 2.411 empresas y con las que se establecieron 6.160 alianzas para posibilitar la mejora de la empleabilidad, generando oportunidades a través de la formación, de la orientación, la sensibilización y la inserción.

Socorros y Emergencias

La Institución tiene un compromiso hacia aquellas personas afectadas por accidentes, catástrofes, calamidades públicas, conflictos sociales, enfermedades, epidemias y otros riesgos o siniestros colectivos o sucesos similares. Esta intervención siempre se realiza en coordinación con los Sistemas Públicos de Protección Civil.En este escenario, Cruz Roja Española debe potenciar tanto la labor preventiva como la coordinación y la planificación ante cualquier circunstancia que pueda ocurrir.

Andalucía, por su localización geográfica y extensión, está siendo protagonista de la llegada a costas de personas inmigrantes. La evolución de 2017 rompió todas las previsiones hechas para este año, realizando 1.063 activaciones de los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) en Ayuda Humanitaria a Inmigrantes, atendiendo a un total de 18.450 personas. Estos Equipos, formados principalmente por voluntariado, constituyen el primer contacto que reciben estas personas al llegar a nuestro país.

Por otro lado, la cobertura de playas es una de las áreas por las que Andalucía ha apostado. En 2017 tuvo un incremento sustancial, duplicándose con respecto al año anterior.

Cruz Roja Juventud

La acción de Cruz Roja Juventud se dirigea la población infantil y juvenil, y a sus agentes socializadores, favoreciendo y potenciando su desarrollo integral y su autonomía. En 2017, más de 89.200 niños, niñas y jóvenes andaluces participaron en sus 31 proyectos, lo que supone un incremento de más del 14% con respecto al año anterior.

El modelo educativo de Cruz Roja Juventud hace hincapié en la transmisión y educación en valores, en la adquisición de hábitos saludables y en el proceso de integración plena de las personas, a través de acciones que ofrezcan alternativas lúdico-educativas a la infancia, juventud y sociedad en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + trece =