Han participado medio centenar de técnicos municipales adscritos a las Oficinas de Información al Consumidor y a las Juntas de Consumo

La delegación de Empleo y Desarrollo Sostenible de la Diputación, en colaboración con la Agencia Provincial de la Energía de Granada y la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), han desarrollado esta semana un curso para hacer frente a la pobreza energética en los 172 municipios de la provincia. Bajo el título “La energía en la vivienda: soluciones desde el asesoramiento energético, el ahorro y la rehabilitación y mejora de la eficiencia energética”, el curso ha tenido como objetivo principal dotar de herramientas que permitan perfeccionar el asesoramiento a hogares, en materia de contratación y gestión de la energía, buenas prácticas de ahorro energético y medidas de eficiencia energética en la vivienda.

A juicio de la diputada provincial de Empleo, Ana Muñoz, “el reto es reducir la vulnerabilidad frente a la pobreza energética al tiempo que se adoptan hábitos de vida sostenibles”. En este sentido, “queremos que se mejore el comportamiento en el uso de la energía de los hogares granadinos y se motiven las decisiones de inversión en la mejora energética de los inmuebles, tales como la incorporación de aislamiento térmico, la apuesta por instalaciones más eficientes o la incorporación de energías renovables”, añadió Muñoz.

El curso, en el que han participado medio centenar de alumnos, estaba destinado principalmente a los técnicos responsables de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, Puntos de Información al Consumidor y Juntas Arbitrales de Consumo de la provincia, en su labor de asesoramiento a la ciudadanía en materia de consumo. En un segundo lugar, también ha participado personal técnico de la Diputación que, dada la naturaleza de sus funciones, tienen la oportunidad de orientar y asesorar a familias en su gestión u optimización en el uso de la energía, miembros de organizaciones sociales, empresas de asistencia a domicilio, administradores de fincas y, en general, personal relacionado con la gestión energética municipal.

Entre los contenidos del curso, se han analizado los factores que condicionan que un hogar esté en mayor o menor riesgo de sufrir pobreza energética, la factura eléctrica y su optimización, cómo conocer la información que se proporciona desde los contadores inteligentes que ya disponen la mayoría de los hogares, el nuevo bono social eléctrico, el ahorro y la eficiencia energética y consejos prácticos que permiten minimizar el consumo de energía en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =