Elena Ruiz señala que la valentía de las mujeres que piden ayuda y acuden a los recursos públicos debe servir de ejemplo para todas las víctimas

Un total de 558 mujeres víctimas de la violencia machista han dado el valiente paso de pedir ayuda y acudir a terapia psicológica para salir del complicado bucle del maltrato machista a través del Servicio de Atención Psicológica Grupal a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Son los datos del primer semestre del año, similares a los del mismo período del año anterior, cifras que reflejan, según la directora del IAM, Elena Ruiz, “no sólo la magnitud del problema social de la violencia de género, sino también la fuerza de las supervivientes, que debe servir de ejemplo a otras víctimas para confiar en los recursos y alejarse de los agresores, porque siempre hay una salida”.

La atención psicológica, desarrollada por el IAM a través de sus centros provinciales y municipales, tiene como objetivo ofrecer una intervención psicológica gratuita a la víctima, así como mejorar su calidad de vida ofreciéndole herramientas para reconstruir su autoestima. Para ello, el servicio consta de dos fases: una inicial, de atención individualizada, para valorar las señales de alarma y detectar el nivel de riesgo de la víctima; y una segunda de atención grupal, a través de talleres terapéuticos de reflexión y autonomía personal.

En el primer semestre se han organizado 53 grupos de terapia, que han prestado atención psicológica especializada a 558 mujeres, 191 de ellas en Sevilla; 111 en Córdoba; 64 en Granada; 58 en Huelva; 42 en Jaén y Cádiz respectivamente; 32 en Almería y 18 en Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =