Sorprendente. Y sorprendida. Que un autor o autora accitana presente su obra en el Patio del Ayuntamiento de Guadix no es sorprendente. Ya va siendo algo habitual porque el talento creativo parece ensamblado a los genes heredados de nuestros ilustres antepasados. Que lo haga un autor novel, tampoco sorprende. Que ese autor tenga 11 años…si es sorprendente. Por la edad, por la madurez en la utilización del lenguaje, por la capacidad de crear un mundo, unos personajes, una trama a una edad tan temprana es digno de elogio y admiración.

Sorprendida porque Maltracs se concentra en las respuestas a las preguntas de la entrevista, las modela, las repite, las saborea en la memoria como un escritor adulto en ciernes que hace olvidar su edad. Pero a la vez ciertos gestos, ciertas respuestas espontaneas, la mirada, los nervios aguantados de José David…despiertan irremediablemente la ternura, el elogio al contemplar la pequeña y frágil figura de un niño.

Sí. “Se lleva de calle” la entrevista porque cuando la infancia parece adentrarse en el mundo imaginario de las nuevas tecnologías; cuando los videojuegos y el mundo virtual les parece más real que el real, que José David se ponga manos al ordenador y cree su propia historia, su mundo, sus personajes a través de la palabra es la señal de que el futuro no está perdido del todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =