La muestra, una iniciativa de Association des Amis du Camino Mozárabe (París), podrá visitarse desde este jueves 8 de noviembre en el Palacio de Villalegre

La exposición “Camino de piedras” supone una representación cartográfica mineral del Camino Mozárabe dibujada por los guijarros recolectados en el camino, cada uno en su posición geográfica y altitud. Es una iniciativa de Association des Amis du Camino Mozárabe de París y se podrá visitar en el Palacio de Villalegre de Guadix desde este jueves 8 de noviembre, día en el que la alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea Laguna, la presidenta de la Asociación Jacobea de Almería Granada Camino Mozárabe, Mercedes Murillo, y el presidente de la Association des Amis du Camino Mozárabe de París y autor de la exposición, Michel Cerdan, procederán a su inauguración.

El título completo de la exposición es “CAMINO DE PIEDRAS, el camino Mozárabe dibujado y narrado por sus piedras”. Y según explican sus responsables en la web de la iniciativa (www.caminodepiedras.com) “es imprescindible que pase por la ciudad de Guadix. Para el peregrino del Camino mozárabe moderno, Guadix es centro de acogida excepcional con albergues en palacios o casa troglódita tradicional”.

En la muestra, la instalación de los elementos físicos (el raíl, las piedras, los papelitos, los libros de bibliografía, los carteles…) tiene su equivalente digital en la web www.caminodepiedras.com. El autor es Michel Cerdan, peregrino pionero y muy singular: en el año 2015 realizó el Camino Mozárabe de Santiago pero al revés, para llegar al pueblo donde emigraron sus antepasados y en memoria de todos los que pasaron por este camino y no pudieron regresar a sus tierras, como sus propios antepasados y su familia. La escenografía  corre a cargo del arquitecto Pierre Gerbaux, cuyos trabajos personales se dedican a la transformación de espacios naturales, museografía, producciones audiovisuales y diseño. Pierre también realizó como artista una larga marcha titulada “El cruce de Francia a pie, desde mi casa, al sur” (1992), siguiendo el meridiano de París hasta la frontera española, actuación que se reflejó en una instalación en el Jardín del Observatorio de París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − uno =