“La Luz Invisible. Biografías de un siglo de cuidados” es el título del documental que han elaborado las delegaciones de Bienestar Social e Igualdad de la Diputación de Granada como punto de partida para la celebración del 50 Aniversario de la Residencia de Mayores La Milagrosa

El documental, producido por Adoración Muñoz Tapia y Carmen F. Sigler y realizado  por las delegaciones de Bienestar Social e Igualdad y Juventud de la Diputación de Granada, reúne los testimonios de 13 mujeres que viven desde hace algunos años en la Residencia de Mayores de la Milagrosa y  que han pasado toda su vida trabajando como cuidadoras en un entorno social en el que han sido invisibles.

A la presentación de este documento audiovisual han asistido el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena Ávila, la diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, la diputada de Igualdad, Irene Justo, la diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, y el diputado de IU, Juan Francisco Arenas.

Este proyecto audiovisual que tiene una duración de 45 minutos, contiene las entrevistas de 13 mujeres que relatan los aspectos más importantes de su biografía dentro de un formato libre donde van contando los hechos más significativos de su infancia, sus recuerdos y experiencias, su estado de salud, entre otros aspectos, después de un vida intensa de trabajo.

La idea de realizar este documental partió de una de las enfermeras de la residencia y ha contado con el apoyo del resto del personal, que tras años de trabajo con muchos mayores, y después de casi 50 años de historia de la residencia, pensaban que era el momento de mostrar las vivencias de estas personas, de explicar cómo es su día a día en la residencia, cómo en muchos casos, han encontrado la paz y la tranquilidad.

En la elaboración del vídeo, participan algunos trabajadores del centro que detallan el trabajo diario con los usuarios a través de talleres ocupacionales, terapias recreativas, actividades lúdicas, con el objetivo de que el espectador comprenda que el trabajo en la residencia va más allá de los cuidados concretos ante una enfermedad.

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena Ávila, ha agradecido la implicación de todas estas mujeres en la realización de este extraordinario trabajo que está hecho desde el corazón, con cariño, y que también tiene algo de reivindicación, “se trata de mujeres mayores que residen en la Residencia La Milagrosa, que no la han tenido fácil en la vida, a las que nadie nunca ha reconocido su esfuerzo y su trabajo y que han sido invisibilizadas por la sociedad”. “Es nuestra obligación poner todo lo que esté en nuestras manos para hacer visibles a muchas mujeres que han trabajado de sol a sol, a jornada completa, durante toda su vida, pero que están excluidas de las estadísticas oficiales y siguen sin ningún reconocimiento social”, ha declarado el Presidente.

Adoración Muñoz, enfermera de la Residencia de La Milagrosa, desde hace 30 años, confiesa que mantiene la ilusión por su trabajo, “porque es gratificante ocuparse de personas, que pese a sentirse solas y con incertidumbre ante la vida, son capaces de transmitirte su cariño, lo que permite que se establezcan fuertes vínculos afectivos y que nos tratemos como si fuéremos de la familia”. Dori, como es conocida entre sus compañeros y residentes, llevaba algún tiempo dándole vueltas  a la idea de contar la vida de muchas mujeres que habían pasado por la Residencia y a las que nadie les había reconocido su lucha en una época en que la mujer era “la cuidadora” sin más, un trabajo ni reconocido ni visualizado por la sociedad.

Dentro del programa de actividades que se están preparando para celebrar el 50 aniversario de la Residencia, se encuentran la realización de una exposición del legado cultural del centro, con testimonios en primera persona de quiénes formaron parte de los inicios del centro junto a documentos originales que presentan el recorrido histórico de esta institución con 50 años de historia que aún permanece viva, a la vez que sirve de pequeño homenaje a estas mujeres que dedicaron su vida al cuidado de los demás.

La Residencia de Mayores La Milagrosa, que atiende actualmente a 107 usuarios y usuarias, es un centro gerontológico en el que viven temporal o permanentemente personas mayores, en ocasiones, con un determinado grado de dependencia, en el que trabajan un equipo de profesionales con formación en diferentes especialidades que se encargan del desarrollo personal y la atención socio-sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =