En la audiencia general del miércoles 7 de noviembre, en la Plaza de San Pedro en Roma, Francisco Jesús Orozco Mengíbar, obispo electo de Guadix, ha podido saludar al Santo Padre y agradecerle su nombramiento. El Papa Francisco le ha felicitado y le ha pedido literalmente: “cuídame bien esa diócesis”. Le ha pedido al Obispo electo que cuide mucho a los jóvenes y a las familias, así como a los más ancianos. También le ha sugerido trabajar mucho por las vocaciones de especial consagración.

El Santo Padre, durante el saludo, ha expresado a D. Francisco Jesús Orozco su preocupación por la secularización   en España y la necesidad de ser Evangelio vivo de la Misericordia.

El Obispo electo ha pedido al Papa la bendición para la diócesis de Guadix, para sus sacerdotes, consagrados y laicos, así como para todos los que pertenecen a esa Iglesia local.

El obispo electo de Guadix se encuentra en Roma desde comienzos de la semana y ya ha tenido ocasión de saludar al cardenal prefecto de la Congregación para los Obispos, cardenal Ouellet. Finalmente, ha podido agradecer al Papa Francisco su nombramiento como obispo de Guadix. En Roma se encuentra acompañado por el obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, que asiste a la sesión ordinaria de la Congregación para las Causas de los Santos, a la que pertenece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =