Marina Álvarez asiste en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada a los actos del Día Mundial de la Prematuridad que se celebra hoy

Un total de 4.299 bebés nacieron en Andalucía de forma prematura en 2017, un 14% menos que el año anterior.  La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha participado hoy en los actos que se celebran en el Hospital Virgen de las Nieves con motivo del Día Mundial de la Prematuridad que se conmemora hoy y allí ha señalado que “Andalucía está comprometida y defiende los derechos de la infancia” y que los cuidados que se prestan en los centros sanitarios son de “muy alta calidad profesional y humana, que garantizan la tecnología necesaria, incluidos los medicamentos, y también el contacto piel con piel, la alimentación con leche materna y la participación de las familias”.

El nacimiento prematuro es aquel que se produce antes de la 37 semana de edad gestacional. Constituye una de las principales causas de ingreso en las unidades de Neonatología y supone algo más del 10% de todos los nacimientos.

La consejera ha señalado que la mayoría de los partos prematuros son espontáneos, pero también hay algunos factores que aumentan el riesgo de parto prematuro, como los embarazos múltiples, las infecciones o las enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión. Por eso, ha recordado que las recomendaciones de la OMS para prevenir el parto prematuro incluyen una buena nutrición, a partir de una dieta saludable, evitar el consumo de tabaco y otras sustancias, el seguimiento de las indicaciones de la matrona y el equipo de Atención Primaria, incluidas las visitas al obstetra o a otro servicio hospitalario, cuando sea necesario.

La sanidad pública andaluza cuenta con 38 unidades de Neonatología en 26 hospitales, de las que seis son de Cuidados Intensivos Neonatales. Concretamente, 2.767 de los bebés nacidos de manera prematura en 2017 requirieron ingreso, lo que supone un 64% del total, con una estancia media de 20 días. Marina Álvarez ha mostrado su reconocimiento y gratitud a los “equipos profesionales implicados en la atención a las mujeres gestantes y a los bebés recién nacidos, especialmente los prematuros y muy prematuros”.

Con el progreso de los cuidados intensivos neonatales en las últimas décadas, ha incrementado la supervivencia de los prematuros, especialmente los denominados muy bajo peso (menor de 1500 gramos). En el Hospital Materno Infantil de Granada nacieron el pasado año 3295 bebés, de los cuales 265 fueron prematuros y de ellos 61 tuvieron un peso menor de 1500 gramos. Estos últimos constituyen un grupo especial de niños prematuros que precisan atención y cuidados de alta calidad y cualificación.

Encuentro con las familias

La consejera ha participado en un encuentro en el que las madres han contado sus vivencias en torno al nacimiento y crianza de sus hijos prematuros, tanto durante su estancia hospitalaria como al alta. Posteriormente han visitado una exposición fotográfica de los pequeños que han pasado por la unidad de Neonatología, amenizada con una interpretación musical a cargo de un violonchelo y un cuentacuentos.

Además, la unidad de Neonatología, junto a madres de neonatos, ha decorado con nueve patucos blancos de tamaño normal y uno morado de tamaño pequeño que simbolizan el nacimiento de un parto prematuro por cada nueve recién nacidos a término.

La unidad de Neonatología está compuesta por 7 neonatólogos, 2 pediatras, 52 enfermeras y 21 auxiliares de enfermería y dispone de tres áreas: una de atención básica con 20 puestos, 10 para atención intermedia y 8 para Cuidados Intensivos.         Este equipo ha incorporado en los últimos años protocolos y avances técnicos que han contribuido a mejorar la salud y la atención del recién nacido prematuro. Para ello, ha implantado un modelo de atención encaminado a la atención humanizada de estos recién nacidos prematuros y de sus familias.  Se trata de una unidad de puertas abiertas, en la que los padres y madres pueden permanecer todo el tiempo que lo deseen con sus hijos, participando en los cuidados de sus bebés, con la realización de técnicas como el método canguro por el que el bebé se coloca en el regazo de su padre o madre, piel con piel.

El equipo del centro granadino desarrolla la técnica encefalopatía hipóxico-isquémica, una técnica de hipotermia para disminuir las secuelas neurológicas en los recién nacidos que nacen con afectación cerebral debido a la falta de oxígeno en el momento del parto. Consiste en disminuir la temperatura del recién nacido hasta 33,5 grados durante tres días y, posteriormente, volver gradualmente a la temperatura normal de entre 36,5 y 37 grados, lo cual permite minimizar posibles daños cerebrales que pueden ocasionar patologías tales como movilidad reducida en alguna extremidad hasta parálisis cerebral. La hipotermia leve protege al metabolismo cerebral, reduce la lesión del tejido cerebral y mejora la función neurológica. De hecho, uno de cada seis niños que nacen con asfixia y es sometido a este procedimiento no padecerá consecuencias graves.

Más de 2.000 bebés se han beneficiado de leche del banco de Granada

Más de 2.000 bebés se han beneficiado de la actividad del Banco de Leche de Granada desde su puesta en marcha hace ocho años. Principalmente, han sido niños prematuros,-  menos de 32 semanas de edad gestacional y/o 1500 gramos de peso al nacimiento-, neonatos con malformaciones congénitas que han precisado cirugía en el periodo neonatal, cardiópatas y en general neonatos ingresados en UCI  en situación de gravedad, cuando no estaba disponible la leche de su propia madre.

Este banco de leche es el primero que se puso en marcha en Andalucía y proporciona leche materna a todas las unidades neonatales de Andalucía Oriental. Tiene como finalidad disponer de leche materna para neonatos, principalmente prematuros, cuyas madres, por diversos motivos, no pueden proporcionarla, especialmente en los primeros días tras el nacimiento.

Desde su apertura hace ocho años, el volumen total de leche donada se aproxima a 5.000 litros procesados como leche pasteurizada por el Servicio de Farmacia Hospitalaria el cual se ubica en la cuarta planta del centro.

34 bebés se benefician del Programa de Hospitalización Domiliciaria

Un total de 34 bebés y familias se han beneficiado, desde el mes de febrero, del Programa de Hospitalización Domiciliaria que facilita la llegada a casa de estos pequeños después de largas estancias hospitalarias y proporciona un apoyo a estas familias en un momento tan crucial como es la salida de los prematuros del hospital. Este programa se lleva a cabo con el apoyo de una pediatra y una enfermera y pretende favorecer la reorganización de la familia y el establecimiento del vínculo con toda la familia.

Asimismo, la unidad  coordina un estudio multicéntrico a nivel andaluz en el que participan 12 hospitales denominado `Probióticos en el gran inmaduro para prevención de enterocolitis necrosante´ y cuenta con proyectos sobre `Banco de leche´, Administración de calostro orofaríngeo en grandes inmaduros´ y Contaminantes y disruptores endocrinos en leche humana y en el entorno de la UCI neonatal que afectan a los muy inmaduros´.

Por otra parte, la Asociación de Padres de niños prematuros de Granada (Pregran) realiza una labor fundamental en la unidad ya que supone un punto de encuentro y apoyo para las familias que viven la experiencia de tener un hijo prematuro, tanto durante su estancia hospitalaria como al alta. La asociación apoya a estas familias, organizando talleres formativos, respondiendo cuestiones, ofreciendo información y permite la puesta en común de sus vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =