El obispo de Guadix,  Mons. Francisco Jesús Orozco, presidió la celebración de clausura, el pasado 9 de enero

La congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, de Guadix, celebró, el pasado miércoles  9 de enero, la clausura del 175 aniversario del nacimiento de su fundadora, Santa Teresa Jornet.  La celebración tuvo lugar en la Residencia para mayores de la ciudad accitana, que lleva el nombre de la fundadora, y contó con la presencia del obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, y de los sacerdotes de la ciudad. Una Eucaristía de acción de gracias, a la que asistieron los ancianos que residen en la casa, fue el acto principal de la clausura de un centenario que ha servido para reconocer todo lo que ha aportado a la Iglesia y a la sociedad el carisma que vivió y promovió Santa Teresa Jornet.

En la diócesis de Guadix hay dos comunidades de Hermanitas de los Ancianos Desamparados, una en Baza y otra en Guadix. En las dos ciudades tienen residencias de ancianos, que son muy apreciadas por los usuarios y que cumplen una labor esencial, sobre todo, en una zona tan deprimida como es el territorio que ocupa la diócesis de Guadix. Muchos de los mayores de estas tierras no podrían acceder a una residencia si no fuese por la acogida que ofrecen las hermanitas en sus casas.

Durante la celebración, el nuevo obispo de Guadix manifestó que siempre ha tenido relación con las Hermanitas de los Ancianos Desamparado en Córdobas, que valora mucho la labor que hacen y que se alegra de que en la diócesis accitana haya dos comunidades de hermanitas. Pudo conocer, también, a los ancianos que allí se hospedan, a algunos de sus familiares y a las 8 religiosas que forman la comunidad de hermanitas de Guadix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =