Los miembros del cuerpo de Bomberos de Guadix se han concentrado y realizado una pitada frente al Ayuntamiento accitano para exigir al equipo de gobierno que cumpla con las promesas que les hicieron al comienzo de la legislatura y que aún no han cumplido.

Entre estas promesas incumplidas está igualar su catalogación a la de los bomberos de otras ciudades, «porque consideramos que no hay bomberos de primera y de segunda», asegura Miguel Ángel Puerta, portavoz del colectivo. De igual forma piden un aumento de plantilla, ya que actualmente prestan servicio catorce bomberos que cubren un amplio territorio que abarca más de 45.000 personas.

La escasez de plantilla está provocando servicios mínimos de tan sólo dos bomberos, lo cual puede repercutir negativamente en la seguridad de la comarca, ya que si se producen dos sucesos en zonas distantes de la comarca, no tienen personal suficiente para atenderlos con la rapidez necesaria. Ello también repercute negativamente en las condiciones laborales de estos profesionales, unos de los más admirados por la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =