El servicio de Ginecología y Obstetricia participa en un grupo de estudio nacional para aplicar esta técnica, mínimamente invasiva y alternativa a la cirugía convencional, que permite la conservación del útero

El Hospital Universitario San Cecilio, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada, aplica la radiofrecuencia al tratamiento de miomas (tumores benignos que crecen en el tejido muscular uterino) detectados en mujeres en las que es posible optar por la conservación del útero. Un total de 28 pacientes con una edad media de 40 años han sido atendidas hasta el momento con este tratamiento, con una tasa de mejoría clínica del 72%.

El tratamiento por radiofrecuencia es una alternativa aplicable exclusivamente a mujeres que no pueden someterse a cirugía o que presentan miomas uterinos en localizaciones especialmente difíciles. La duración media de esta intervención, mínimamente invasiva, es de 30 minutos, permitiendo una rápida reincorporación de la mujer a su actividad habitual.

El delegado territorial de Salud y Familias, Indalecio Sánchez-Montesinos, que ha visitado hoy el hospital para conocer de primera mano la técnica, señala: “siempre es un activo contar con la disponibilidad de tratamientos como éste, que suponen una alternativa a la cirugía convencional, y permiten incluso en algunos casos el posterior embarazo de las mujeres a las que se les ha aplicado”.

El Hospital Universitario San Cecilio ha sido el primer centro público de España donde se aplica esta técnica desde que en marzo de 2016 comenzará la formación de los profesionales que la llevan a cabo. En este centro se atiende también a personas que, por libre elección de centro hospitalario, son derivadas desde otros hospitales de nuestra comunidad.

Actualmente, los dos hospitales universitarios de la provincia de Granada atienden a pacientes que cumplen los criterios clínicos necesarios para la aplicación de esta técnica desde que en 2018 se implantara también en Virgen de las Nieves.

Grupo de estudio nacional

El servicio de Ginecología y Obstetricia forma parte, además, de un estudio multicéntrico a nivel nacional para realizar un seguimiento de las pacientes a las que se está realizando esta técnica. El objetivo es comprobar su idoneidad para posteriormente ir incorporándola a otros centros del Sistema Nacional de Salud.

La aplicación de radiofrecuencia al tratamiento de miomas permite a las pacientes incluso una gestación posterior con normalidad, tal y como ha ocurrido en dos de los casos abordados. Asimismo, el seguimiento realizado a las mujeres tratadas desde que comenzó a emplearse esta técnica arroja una tasa media de reducción de volumen de los miomas del 58%, siendo éste de hasta el 98,5% en los miomas de entre cinco y siete centímetros que presentaban un alto porcentaje de necrosis en el tejido.

Los resultados obtenidos han llevado al Servicio de Ginecología y Obstetricia a trabajar en la protocolización de una consulta monográfica, a cargo de la doctora Esther Hidalgo, centrada en el estudio, tratamiento y seguimiento de las pacientes a las que se ha aplicado radiofrecuencia. Este procedimiento se lleva a cabo en el quirófano, para lo que es necesario contar con un equipo quirúrgico de profesionales, ginecólogos, anestesista, enfermeras y auxiliares.

La ablación de miomas por radiofrecuencia se realiza por punción transvaginal y guiada por ecografía en tiempo real, actúa directamente en el interior del mioma, termocoagulando el tejido a través de una aguja muy fina que emite radiofrecuencia en su punta. Esta energía se emite de manera controlada hasta cubrir toda la superficie del mioma a tratar sin dañar el músculo uterino. Una vez que el mioma ha sido tratado, irá reduciendo su tamaño hasta lograr, en algunos casos, la completa desaparición por reabsorción. Los resultados son plenamente apreciables a los seis meses posteriores a la aplicación de la radiofrecuencia.

Unidad de Histeroscopia: un abordaje más eficaz de las patologías uterinas

El delegado de Salud y Familias ha conocido también durante su visita la Unidad de Histeroscopia que permite un abordaje más ágil y eficiente de las patologías intrauterinas, incluyendo los miomas, y con la que cuenta el hospital desde que hace casi un año se trasladara esta actividad del antiguo hospital Clínico a la nueva ubicación en el PTS. Se trata de unas instalaciones amplias y confortables, con espacios diseñados por los propios profesionales que desarrollan su labor en la Unidad. Consta de sala de recepción para las pacientes, sala de intervención, baño, zona de lavado independiente y almacén.

Desde que se puso en marcha la consulta de histeroscopia en el nuevo Hospital Universitario San Cecilio, a finales de marzo del año pasado, se han llevado a cabo en estas intalaciones 450 histeroscopias, que han corrido a cargo de los facultativos especialistas en ginecología y obstetricia Jesús Cardona y Esther Hidalgo, junto con la enfermera referente del servicio María Luisa López.

La histeroscopia es un procedimiento ginecológico que permite visualizar el útero para diagnosticar y tratar patologías intrauterinas: miomas, pólipos, fibromas o adherencias, principalmente. Así, en su práctica, puede ser sólo diagnóstica (biopsias endometriales) o diagnóstico-quirúrgica (extirpación de miomas o pólipos, resección de tabique uterino, extracción de DIU, etc.) tratando esta última de resolver el problema con un único procedimiento. La opción quirúrgica se había realizado durante años únicamente en quirófano, previo ingreso de la paciente en régimen de hospitalización o en régimen de cirugía mayor ambulatoria.

La jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia, Carmen Padilla, destaca: “La puesta en marcha de consultas monográficas y unidades de histeroscopia en los últimos años, ha supuesto un gran avance en el abordaje de las patologías intrauterinas orientando este procedimiento hacia la alta resolución. Es decir, logrando que la mujer pueda marcharse a casa tras su paso por la ‘consulta de acto único’, donde se diagnostica y actúa directamente sobre la afección uterina. La eficiencia clínica y el elevado grado de satisfacción de las pacientes, que en la inmensa mayoría de los casos no requieren acudir a quirófano, avalan la puesta en marcha de este tipo de unidades”.

Dada la alta prevalencia de estas patologías y la evidencia disponible respecto a la seguridad y resultados clínicos en el tratamiento ambulatorio de las mismas, el Hospital Universitario San Cecilio está potenciando técnicas y procedimientos como la histeroscopia o la radiofrecuencia aplicada a los miomas, que buscan una mayor eficiencia y calidad, al tiempo que propician una recuperación más rápida de la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =