En martes 12 de marzo, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco,  se desplazó a la residencia Santa Teresa Jornet de Guadix para celebrar la Santa Misa y, de este modo, dar gracias al Señor por la entrega generosa a los ancianos y el testimonio de fe de la madre Lourdes que, después de seis años en la residencia accitana como superiora, ha sido traslada a la casa de Algeciras.

Francisco Jesús agradeció en la persona de madre Lourdes la labor abnegada y silenciosa que realizan todas las Hermanitas en favor de los ancianos. Y les animó a que sean, como hasta ahora, fieles a lo que Dios quiere de ellas. Terminó recordando que querer lo que Dios quiera para lo que quiera y donde quiera ha de ser la actitud en la que ha de vivir todo consagrado, sacerdote o religiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − dos =