El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, presidió la celebración del último día de Triduo en honor al patrón de los alquifeños

Un año más los alquifeños celebraron a su patrón, San Hermenegildo. Lo han hecho este fin de semana, el sábado 4 de mayo, con las procesiones, los cohetes, el “palo” y la mucha devoción de un pueblo que, año tras año, honra a su patrón. Este año, además, ha contado con la presencia del obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, que presidió el tercer día del Triduo con el que se prepara la fiesta.

Mons. Orozco celebró la Eucaristía en Alquife el jueves 2 de mayo, culminando los tres días de celebración previos a la fiesta. Allí fue saludado por el alcalde del pueblo, Benito Ruiz. Ese día, además, hubo un besamanos a San Hermenegildo al terminar la celebración. Fueron muchos los alquifeños que quisieron acercarse, así, a la imagen de su patrón para besarla.

La procesión del viernes por la noche se vio afectada , en parte, por la lluvia, que sorprendió a los alquifeños en medio del recorrido y que obligó a realizar el pregón de fiestas en el interior de la Iglesia. Pero la procesión más importante, la del sábado 4 de mayo, se desarrolló con todo su esplendor, con los miles de cohetes que se disparan y el palo alquifeño que se le quema al santo al final del recorrido. Antes, por la mañana, se vivió una emotiva Eucaristía, en la que predicó el sacerdote José Manuel Suárez, párroco de Cúllar. Fue concelebrada por sacerdotes del arciprestazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =