El concejal en funciones de Bienestar Social y de Patrimonio del Ayuntamiento de Guadix, Eduardo Jiménez, ha mantenido este jueves un encuentro con los medios de comunicación en el Centro de Servicios Sociales para hacer una valoración del año de gestión en estas dos áreas.

Con respecto a la primera, ha reconocido que ha quedado pendiente difundir el complejo mundo, la riqueza de propuestas y el trabajo de los profesionales de Servicios Sociales. Y ha señalado como objetivos conseguidos las prestaciones básicas (atención e información directa al ciudadano, gestión de la ayuda a domicilio, gestión de las ayudas económicas de la Junta y de Emergencia Social, equipo de tratamiento familiar, asesoramiento general, información y coordinación con otras áreas). Se han gestionado también las ayudas a viviendas (planteándose incluso una coordinación con la Empresa Municipal de Vivienda y Servicios) y las ayudas públicas a mayores y personas con discapacidad.

Por otro lado, se ha puesto en marcha el programa de zonas desfavorecidas de la Junta, para el que ya se ha incorporado una trabajadora esta semana y que tiene como objetivo la inserción sociolaboral en zonas desfavorecidas; y, como programa propio, se ha iniciado el proyecto Eliminando Barreras dirigido a luchar contra esa barrera psicológica “invisible pero real” existente entre las cuevas y el resto de la ciudad a través de formación, actividades culturales y deportivas o la creación de una asociación mixta payo-gitana.

Se mantienen los programas de migrantes y de intervención con la comunidad gitana y se está trabajando en la creación de una asociación de mujeres inmigrantes. “Ha habido otras cosas que se han quedado a medias”, ha reconocido. Es el caso de la actualización del pliego de ayuda a domicilio (aunque sí se ha conseguido que cobren en tiempo razonable), la tramitación de la ayuda a domicilio (que no tiene retraso en el Ayuntamiento, pero se retrasa por la espera de las resoluciones de la Junta), la revisión de las ayudas de emergencia social “para que sirvan como elemento de integración”, o la continua situación de precariedad laboral de los trabajadores de Servicios Sociales.

En palabras de Eduardo Jiménez, se ha conseguido dar una respuesta profesional, no política, a las necesidades, así como reducir las listas de espera de dos meses a una semana.

Con respecto a Patrimonio, ha reconocido la decepción que supuso saber que no se podía invertir en el Teatro Romano después de las primeras reuniones con los responsables de la Junta a nivel provincial y andaluz. Ha recordado el impulso dado a las movimientos ciudadanos surgidos en torno a la Alcazaba, “para la que por fin se encuentra ya en marcha el 1’5% cultural”. Y ha señalado la importancia del primer foro de patrimonio “con importantes propuestas aprobadas en pleno que vinculan al próximo Equipo de Gobierno”. Eduardo Jiménez ha cerrado su intervención señalando que el Plan Especial del Casco Histórico, “no siendo el mejor, es el que necesitaba Guadix y por eso lo hemos aprobado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 4 =