El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, visitó el campamento y compartió la mañana con los niños y monitores

El mes de julio en la Parroquia de Purullena está marcado por la alegría y el bullicio de niños y jóvenes participando en el Campamento de verano.

Desde muchos años atrás se viene realizando este campamento, iniciado por las Religiosas Hijas de Jesús, durante su estancia tan fructífera en esta Parroquia. Aunque la comunidad cesó su actividad aquí, lo que las religiosas iniciaron se sigue manteniendo. En este verano de 2019 un grupo generoso de 30 jóvenes, universitarios en su mayoría, se afanan como monitores en este campamento, que convoca a un centenar de niños de distintas edades, con un interés creciente.

Durante los días 8 al 13 de julio está teniendo lugar esta actividad parroquial, que convierte a la Parroquia en un hervidero de niños y jóvenes. La variedad de actividades y talleres, el fomento de la amistad y la convivencia en un ambiente lúdico, le dan un atractivo especial que provoca un gran interés en todo el pueblo. De hecho, participan niños que son de familias no católicas. Cada día comienza con la oración matinal, seguida de talleres de teatro, manualidades, juegos, coreografías, etc. Todo ello organizado con un lema o motivación para transmitir un mensaje cristiano. El de este año es “Con Jesús somos superhéroes”.

La duración del campamento es de una semana y solo por las mañanas, pues a la hora de comer los niños vuelven a sus casas. Se van alternando esos días de actividades con algunas salidas y excursiones. La clausura tendrá lugar en la tarde-noche del sábado, con la Eucaristía al aire libre y una fiesta de familia en la Plaza de la Iglesia. En ella representarán los niños las coreografías que han preparado y se compartirá un ágape preparado por los padres, para terminar con una velada de verbena.

El jueves 11 de julio ha estado marcado por un hecho especial: la visita de nuestro obispo D. Francisco Jesús. De haber tenido disponibilidad de tiempo, posiblemente se hubiera integrado de lleno en el campamento, pues disfrutó de lo lindo con esta cantera de niños y jóvenes ilusionados. Celebró la Eucaristía, preparada preciosamente por el taller de músicos, habló con monitores y niños, les propuso proyectos y retos y terminó con las fotos de grupo, testimonio entrañable para el recuerdo. Los monitores le regalaron una camiseta del Campamento 2019 y un ramo de flores, como felicitación por sus 24 años de ordenación sacerdotal.

Andrés Galiano. Párroco de Purullena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 20 =