El presidente reúne a alcaldes y alcaldesas de municipios afectados para informar de las primeras acciones previstas, entre las que se encuentran planes para favorecer el empleo y autoempleo juvenil y medidas de apoyo a la creación de establecimientos multiservicios

La Diputación de Granada ha dado los primeros pasos para poner en marcha la Estrategia  provincial ante el reto demográfico y el despoblamiento rural en Granada 2020-2023. Esta mañana, el presidente de la Diputación, José Entrena, y la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, se han reunido con los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados por la despoblación para informar de las primeras acciones previstas, entre las que se encuentran los planes para favorecer el empleo y autoempleo juvenil y medidas de apoyo a la creación de establecimientos multiservicios.

Se trata de 3 proyecto de empleo, que suponen una inversión de más de 1,8 millones de euros, con los que la Diputación ofrece 150 ayudas a jóvenes que se den de alta como autónomos y otras 200 a empresarios que los empleen en los municipios afectados por la pérdida de población. A estas ayudas, de las que pueden beneficiarse 129 municipios de la provincia, se suma la iniciativa que impulsa la institución provincial para apoyar la creación de establecimientos multiservicios (tienda y/o bar), con el fin de que existan en cada municipio productos de primera necesidad, de fácil adquisición, sin necesidad de desplazarse a otros municipios.

Durante la reunión con los representantes municipales, el presidente de la Diputación ha explicado que la institución ya ha comenzado los trabajos para diseñar la Estrategia  provincial ante el reto demográfico y el despoblamiento rural en Granada.

Tal y como ha explicado Entrena, esta estrategia se aborda teniendo en cuenta el marco nacional y con la participación de los ayuntamientos. “Eso nos va a permitir disponer de un documento, en un periodo de unos cuatro meses, que servirá de punto de partida y orientación general para las acciones que se desarrollarán hasta 2023”.

“Este desafío, el de revertir la despoblación, requiere el concurso de todos, de la iniciativa pública y privada, y la coordinación de todas las administraciones; por eso, simultáneamente, pretendemos aunar esfuerzos con otras instituciones públicas y agentes económicos y sociales, para formular un Pacto Provincial ante el reto demográfico y la despoblación del medio rural de Granada”, ha señalado.

El objetivo, ha afirmado ante los alcaldes y alcaldesas, es generar sinergias y abarcar problemáticas que trascienden las competencias municipales y de la propia Diputación. Y ha puesto como ejemplo los incentivos fiscales (con bonificaciones y fiscalidad diferenciada), la movilidad intermunicipal, la conexión digital, la red de transporte, el fomento del empleo, y las medidas que garanticen la prestación de servicios básicos públicos y de calidad: educación, sanidad y atención a la dependencia, entre otras.

Descenso de población continuado

El presidente se ha referido a la despoblación como “uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo; un problema global, en nuestro país y en Europa, donde ya se admite que afecta a un 80% del territorio y se están planteando iniciativas para que el nuevo presupuesto de la Unión y los Fondos Estructurales contengan instrumentos para hacer frente a este reto”.

En Granada, ha dicho, “no tenemos ningún pueblo cerrado y en venta, pero lo cierto es que, desde hace décadas, sufrimos un descenso discreto, pero continuado, del número de habitantes de muchos de nuestros pueblos”. En eso han influido muchos factores, según ha asegurado, y ha citado, entre ellos, la atonía económica y la falta de oportunidades en el medio rural.

Para el presidente, hay que revertir la situación con medidas que compensen las dificultades que tiene vivir en un pequeño municipio con respecto a las ciudades. “Además de soluciones puntuales y eficaces, es preciso dotar a los territorios de medios, infraestructuras y políticas que garanticen a los residentes sus derechos a los servicios, a todos los servicios, en igualdad de oportunidades”.

Además, ha insistido en que corresponde a la Diputación, liderar este reto “porque somos conocedores, de primera mano, de los problemas de los pequeños municipios -son fundamentalmente los que sufren este problema-, y porque nuestro trabajo consiste esencialmente en garantizar unos servicios públicos de calidad que permitan a cada persona vivir donde quiera hacerlo, ya sea un municipio pequeño o una aglomeración urbana”.

En definitiva, ha manifestado, “es necesaria la suma de muchas acciones, de la iniciativa pública y privada, e impulsar un desarrollo sostenible en los territorios, desde el punto de vista, económico, social y medioambiental y teniendo en cuenta sus recursos propios”.

Por su parte, la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible ha explicado el funcionamiento de los programas de empleo juvenil y autoempleo. Según ha explicado, con estos proyectos, Granada se sitúa en la línea de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, “haciéndose eco de la necesidad de impulsar la actividad económica y la mejora de la capacitación laboral para dinamizar los territorios con mayores desafíos demográficos, como el envejecimiento de la población y el despoblamiento territorial, centrada en los municipios más pequeños y menos poblados”.

Por último, el director del área de Desarrollo Sostenible, José Mateos, ha mostrado algunos datos vinculados al mapa de la despoblación en Granada, como que más del 71% de la población de la provincia se concentra en el Área Metropolitana y la Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − nueve =